Apertura de diafragma y profundidad de campo

blogspot

de EXPOSICIÓN editorial Blume

EL ENFOQUE con uso creativo

El enfoque puede considerarse un modo de atraer y mantener la atención del espectador en una imagen. Sin que esté presente para decirle dónde mirar, sus ojos primero se dirigirán hacia el punto de mayor contraste y detalle.

Sin embargo, su sujeto no tiene por qué estar nítidamente enfocado, puede querer jugar con el espectador y mantener el suspenso. Hay muchas razones por las que pueda querer posponer la visión del sujeto real de la imagen. Se puede conseguir simplemente enfocado lejos del sujeto principal. Es fácil conseguirlo con un objetivo de enfoque manual,  y no tan fácil con un objetivo autofoco. Tendrá que escoger un punto de enfoque manualmente y dirigir el sistema de enfoque de la cámara hacia el objeto que desee en foco. Apunte con una cámara de enfoque automático hacia dos personas encuadradas de cabeza a hombros y, a menos que la cámara esté ajustada para enfocar un área amplia, existen posibilidades de que enfoque en el hueco entre las dos cabeza  hacia la pared posterior, dejando a los sujetos desenfocados. A menos que sepa cómo escoger un punto de enfoque descentrado -o enfoque al sujeto en el centro y recomponga la imagen- no tendrá el control de este aspecto de la composición.

De modo que si el enfoque es un modo de captar y mantener la atención del espectador, también puede ser una manera de introducir misterio y un sentido de “algo no desvelado” en una imagen.

Considere el enfoque como un infinito plano delgado que atraviesa a su sujeto. Con los formatos pequeños y las cámaras de objetivos fijos, siempre es paralelo al respaldo de la cámara (los objetivos basculantes y las cámaras de banco son excepciones). Puede mover este plano haca delante y hacia atrás a través del sujeto a medida que enfoca. Una apertura más pequeña aumentará la profundidad de campo; los objetos por delante y por detrás del plano de enfoque estarán más definidos. Una apertura aún más pequeña hará que la profundidad de campo se extienda todavía más por delante y detrás del plano de enfoque.

En el retrato, necesita destacar el sujeto(primer plano) del fondo. Puede utilizar el color para hacerlo en el estudio, pero en un entorno el retrato se pueden generar colores o tonos similares en la cara del sujeto y el fondo. Aquí es donde sirve de ayuda el enfoque y la profundidad de campo reducida. Mediante un enfoque preciso sobre la parte más importante del sujeto – normalmente los ojos- y escogiendo una gran apertura, el fondo puede quedar desenfocado de manera muy atractiva de modo que ya  no compita con el sujeto por la atención del espectador.

Acostúmbrese a la idea que el plano de enfoque atraviesa al sujeto paralelo al respaldo de la cámara. Recuerde que si inclina la cámara, el plano atravesará al sujeto en ángulo. Imagine un área peor enfocada que existe por delante y detrás del plano de enfoque y que puede extenderse o encogerse alrededor del mismo. Aquí tiene la base de cómo mostrar la profundidad de campo.

La profundidad de campo no crece homogéneamente por delante y detrás del plano de enfoque a medida que cierra diafragma. El consejo habitual es imaginarse que se extiende un  tercio por delante y dos tercios por detrás; es un consejo útil, pero, desde luego, no se cumple en muchas situaciones. En la fotografía de aproximación la relación es más cercana a mitad por delante y mitad por detrás.

El enfoque automático parece ser un buen amigo cuando utiliza la cámara por primera vez, pero puede ser menos útil para controlar la profundidad de campo. Usted desea fotografiar un caballo que presenta cierto ángulo respecto a usted. Sin ningún ajuste, la cámara con enfoque automático probablemente enfocará el hocico del animal y dejará la mayor parte de su cuerpo fuera de foco. Para sacar el mayor partido a la profundidad de campo puede que tenga que desplazar el punto de enfoque hacia atrás, donde cree que debería estar, por seguridad, en los ojos, por ejemplo. De modo que, para optimizar la profundidad de campo puede que necesite enfocar el hombro del caballo, el cual no tiene textura o contraste para que el sistema autofoco se fije. En dichas circunstancias, puede que sea preciso cambiar a enfoque manual y ser más preciso.

Existen ocasiones donde debe enfocar al aire. En el estudio puede colgar un pedazo de papel donde quiere que enfoque la cámara (a los sistemas autofoco les encantan los papeles cuadrados ), fija el enfoque y retirar el papel cuando realice la fotografía. En exteriores, puede que tenga que enfocar a un punto en el aire, a medio camino entre un árbol y una colina, por ejemplo. Por desgracia, no puede colocarse un papel allí. La técnica de enfocar primero delante y después detrás del sujeto sobre objetos claros y fáciles de enfocar y después ajustar el enfoque a la mitad se utiliza para conseguir el enfoque final.

Su cámara autofoco le proporcionará una indicación de sujeto enfocado incluso en los modos de enfoque manual si o se siente seguro al enfocar sin ayuda; busque en el manual de la cámara la opción “confirmación de enfoque”.

Ajustar  el punto de enfoque es clavar el ancla para la profundidad de campo que resultará a partir de la apertura escogida. Como tal, es una parte vital de las consideraciones en torno a la exposición.

Algunos sistemas de medición de las cámaras le señalan el punto donde se mide la luz, pero sea cauteloso, pues el lugar al que se enfoque puede tener un gran impacto en la opción final de la exposición automática incluso si esa misma composición se lleva a cabo con la cámara fijada en el trípode.

Anuncios