La iluminación fotográfica

de Guía completa de Luz e iluminación en fotografía digital de Michael Freeman editorial BLUME

Desde el punto de vista de la luz y la iluminación, hay dos tipos de fotografías, con algunos elementos en común. Por un lado está la fotografía de las cosas tal y como son, como en  reportaje, vida salvaje y naturaleza, y por está también la fotografía de sujetos que se crea, organizan y disponen, como en toda sesión de estudio, y desde el punto de vista logístico los separa la iluminación. De hecho, se podría decir que la diferencia radica en que, en el primero, la luz viene dada y en el segundo se construye.

La gama de equipo de iluminación disponible en el mercado sigue aumentando, no sólo porque la iluminación continua (en contraposición con el flash) es necesaria en cinematografía y televisión, sino porque, además, el volumen de negocio de estas dos industrias contribuye a financiar su desarrollo técnico. En los últimos años, las lámparas de luz día (HMI) se han hecho más y más populares, mientras que los aparatos de iluminación se han ido especializando cada vez más. Hoy en día asiste gran variedad de elementos para difuminar la luz, con sutiles variaciones, y en el otro extremo de las escala de iluminación se concentrados y precisos. Todos ellos se tratan aquí en el capítulo final.
Hay mucho tipos diferentes de lámparas, y sus accesorios han evolucionado no sólo en cuanto a eficacia sino también en capacidad para adaptarse a los distintos estilos de iluminación que se han hecho populares. Los que suele ocurrir es que los cambios importantes en diseño de iluminación realizados por uno o varios fotógrafos captan la imaginación de otros, entre ellos el gran mercado de aficionados, por lo que los fabricantes de iluminación adaptan sus productos en consonancia. En los primeros tiempos de la fotografía de moda estadounidense, por ejemplo, el efecto destello y el efecto bruma creado por De Meyer mediante un suave contraluz filtrado se hizo muy popular. Más tarde, en la década de 1930, el estilo más nítido y visualmente más activo de fotógrafos como Streichen convirtió en norma el uso de un gran número de lámparas de carbón desde todas las direcciones. En otro ejemplo, durante la mitad de la década de 1970, un buen número de fotógrafos adaptó intensas luces anulares, diseñadas en un principio para la fotografía de aproximación, a la fotografía de moda. Como sucede con otros etilos distintos de iluminación, esta fase pasajera fue una reacción deliberada frente a los estilos existentes que un gran número de fotógrafos empezaban a considerar aburridos.  Así, el diseño de la iluminación fotográfica está relacionado con el estilo.

FLASH INCORPORADO Y FLASH PORTÁTIL

El flash montado en la cámara es casi con seguridad el tipo de iluminación fotográfica más utilizado, pero tiene las limitaciones de una luz pequeña en posición frontal. Aunque es muy útil para el retrato formal y la fotografía de bodegón. El hecho se ser portátil y automático hace que el flash de cámara ofrezca una iluminación instantánea y sencilla. Sin embargo, no proporciona resultados sutiles y el pequeño tamaño del tubo del flash suele ser un problema. Hay, además, otros dos problemas. El primero es que se produce una reducción de luz aumenta la distancia respecto  de la cámara, por lo que el nivel correcto de brillo solo se consigue a ciertas distancias; si es más cerca quedará sobreexpuesta, mientras que el fondo en la mayoría de las distancias será inevitablemente oscuros. Las cámaras digitales con flash integrado utilizan varias estrategias para superar este problema, entre ellas la medición de la distancia al sujeto principal relacionado el ajuste de enfoque y variando la extensión del haz de luz para que se ajuste a la distancia focal, pero los primeros planos siempre quedarán sobreexpuestos y los fondos subexpuestos. El segundo problema es que este tipo de iluminación plana no se ajusta a muchos sujetos y puede provocar el efecto de ojos rojos (causado por la luz que se refleja en la retina). La mayoría de las veces estos efectos son molestos, aunque hay ocasiones en que la rápida reducción de luz se puede emplear para aislar al sujeto.

La principal utilidad del flash  portátil externo es una iluminación más segura, que permite realizar una toma con una luz insuficiente. En la fotografía periodística y en el trabajo de reportaje en general, el sujeto a menudo es mucho más importante que las consideraciones creativas y, si el flash en la cámara es el único modo de captar una imagen, los defectos estéticos resultan secundarios. También es útil para la iluminación de relleno, ya que suaviza las sombras en una escena de alto contraste. Los sujetos a contraluz, por ejemplo, siempre presentan un alto contraste, y es importante preservar el detalle de las sombras, por lo que será necesaria cierta luz adicional. El flash de relleno resulta más realista cuando se utiliza con un ajuste relativamente suave, de manera que no compita con la fuente de la luz principal(por lo general el sol). Un ratio típico del flash para luz de día sería 1:3 y 1:4; el modo de conseguirlo depende de cada unidad de flash.

Las soluciones para el efecto plano de la iluminación frontal implica rebotar la luz o separar el flash de la cámara. Si existe una superficie amplia y de tono claro, como reflector para suavizar la luz, apuntando el flash a esa dirección en lugar de dirigirlo directamente al sujeto (el cabezal del flash se puede inclinar y girar con esa misma finalidad). Una alternativa para variar el efecto de la luz  consiste en colocar el flash separado de la cámara mediante un cable de extensión. Esto puede combinarse con otras unidades de flash incorporado o del portátil. La nueva generación de unidades de flash  dedicados puede utilizarse simultáneamente y sin cable para crear sofisticados montajes de iluminación en cualquier entorno.

La sincronización  de la cortinilla trasera es la contribución  genuina del flash incorporado y del portátil a la iluminación, donde el flash está programado para activarse al final de una larga exposición. El propósito es combinar la iluminación ambiente (en una situación relativamente oscura) con la nítida legibilidad del flash y, como la imagen con flash “detiene” cualquier secuencia de movimiento, tanto de la cámara como del sujeto, el efecto puede se interesante, como el ejemplo mostrado aquí.

Anuncios